Llosa no ‘El País’

Um dossiêr mais do que completo, completíssimo. Vale a pena ler esta entrevista, das primeiras que Mario Vargas Llosa deu depois do anúncio desta manhã. Uma entrevista em que dá provas de gratidão para com os seus editores (o que só lhe fica bem):

«¿Y cuál fue su primer pensamiento, la primera reflexión sobre su historia como escritor? Fíjese que pensé, primero que nadie, en Carlos Barral; él hizo que recibiera un estímulo formidable cuando me presenté al premio Biblioteca Breve con La ciudad y los perros; hizo lo imposible porque yo saliera adelante. Y Carmen Balcells, claro; Carmen me empujó literalmente a la literatura; los dos dieron por mí una batalla inolvidable. Los he citado en todas partes ahora que me han dado el Nobel. Y he citado a España, porque sin ese país hubiera sido imposible la difusión de mi obra, y por tanto el entusiasmo que me dio para seguir escribiendo. Y algo que quiero que recoja, Carmen Balcells e Isabel de Polanco fueron en las últimas épocas de mi vida, cuando ya se aceleró la publicación de mis obras en España y en América, fundamentales en mi trayectoria editorial. Y nunca olvido eso. No olvide usted de hacerlo constar.»

Mais à frente, Llosa explica que é a literatura que escreveu (no fundo o desígnio, e talvez a maldição, de todos os grandes escritores):

«Mi escritura es mi vida, es lo que soy. Soy la literatura que he hecho. Toda, y el periodismo también. Con respecto al futuro, voy a hacer todo lo posible para que la vida no cambie. Esta es una inyección de entusiasmo; pero mi vida no va a cambiar. Seguiré teniendo iniciativas, posiciones; esa libertad que ejercito seguirá siendo mi libertad como escritor, como periodista y como ciudadano.»



Comentários

One Response to “Llosa no ‘El País’”

  1. yesbuyczoe on Outubro 17th, 2010 7:51

    sIxbLA gqeieklgrfnu, [url=http://bnvmchvjxzcw.com/]bnvmchvjxzcw[/url], [link=http://wzfnwzcltexg.com/]wzfnwzcltexg[/link], http://keeqpyjxyhqc.com/

«Tenho a suspeita de que a espécie humana - a única - está prestes a extinguir-se e que a Biblioteca perdurará: iluminada, solitária, infinita, perfeitamente imóvel, armada de volumes preciosos, inútil, incorruptível, secreta» Jorge Luis Borges